50 años del triunfo de Durán ante Buchanan en el Madison Square Garden

Medios y autoridades panameñas recuerdan esta hazaña masivamente de aquella noche del 26 de junio de 1972 del nacimiento de un ídolo llamado Roberto Durán.

La noche del lunes 26 de junio de 1972 se enfrentaron en el Madison Square Garden de Nueva York un joven retador panameño de 21 años de edad llamado Roberto ¨Mano de Piedra ¨Durán (29-0, 23 KO`s) y el escocés campeón mundial Ken Buchanan (43-1, 15 KO`s) quien defendió por tercera ocasión su corona mundial ligero de la AMB.

Duran tenía muchos motivos emocionales y de compromiso nacional. Buchanan había ganado el título mundial al panameño Ismael Laguna en septiembre de 1970 y en la revancha en septiembre de 1971 le volvió a ganar.

Laguna era el ídolo de Durán que la noche del 10 de abril de 1965 se subió a un camión para poder ver la pelea gratis de su ídolo Laguna coronarse campeón mundial ligero de CMB y AMB ante otro grande el puertorriqueño Carlos Ortiz en el estadio Juan Demóstenes Arosemena en la Ciudad de Panamá.

Durán, un joven de barrio y criado entre la pobreza y la esperanza, estaba 8-5 en las apuestas ante Buchanan, pero aquella noche era suya era el comienzo de una legendaria carrera que lo llevó a pelear en 5 décadas diferentes y lograr 4 coronas mundiales en diferentes divisiones.

Esa noche en una cerrada pelea Durán cambió la historia al finalizar el round 13 Buchanan cayó a la lona con las manos cerca de sus genitales tratando de señalar al referee ítalo-americano Jhonny LoBianco que existió un golpe bajo.

El referee LoBianco insistió que el golpe de Durán era legal y declaró a Buchanan fuera de combate en un momento de total confusión para la esquina de Buchanan, pero alegría y sorpresas a la vez para Durán. Buchanan estaba bastante lastimado, su rostro era el reflejo de lo difícil que fue la pelea aunque protestó y dejó algunas dudas que Roberto Durán con el tiempo logró entrar en la historia como uno de los más grandes borrando cualquier interrogante de aquella memorable noche.

VEA ESTO: Iverson Molinar busca ser el sexto panameño en la historia en la NBA

Un millón y medio de panameños en una época en que la dictadura militar dominaba al país celebraron por primera vez en pantallas ese gran momento histórico para el país.

Durán era el cuarto panameño en lograr una corona mundial de boxeo y había mucha emoción por aquel joven que es considerado hasta hoy el mayor atleta de ese pequeño país con un canal que une el mundo. La gente salió a las calles a celebrar y era un motivo nacional de alegría y orgullo que se reflejó en su recibimiento como campeón mundial y un héroe nacional.

Durán junto a sus grandes entrenadores como Ray Arcel, Freddy Brown y Néstor Plomo Quiñones entre 1972-1979 específicamente 6 años, 7 meses y 6 días se consolidó como el mejor campeón mundial ligero de la historia con 12 defensas continuas siendo 10 de ellas por nocauts consecutivos. Durán logro llevar su nombre a los mas alto del boxeo mundial con su gran entrega y espectacularidad de sus combates.

En ese tiempo Durán logro vencer a sus retadores Jimmy Robertson KO 5, Héctor Thompson KOT 8, Ishimatsu Suzuki KOT 10, Esteban De Jesús KO 11, Masataka Takayama KO 1, Ray Lampkin KO 14 , Leoncio Ortiz KO 15, Lou Bizarro KO 14, Álvaro Rojas KO 1) y Vilomar Fernández KO 13. Edwin Viruet UD 15 y Esteban De Jesús KOT 12.

VEA ESTO: FIFA anuncia las ciudades donde se jugará el Mundial ‘United 2026’

Aquella noche del 26 de junio de 1972 está aún en la mente de miles y miles de personas que recuerdan el surgimiento del ídolo Roberto Duran.

Duran recién cumplió semanas atrás 71 años, pero sus combates, sus triunfos y derrotas han sido grandes noches para su país y son entrañables.

Su mejor legado ha sido su original personalidad y ha mantenido su humildad durante toda su vida. Hoy a 50 años de aquella memorable noche solo podemos expresar simplemente gracias Durán por tu legado…

Compartir:
VEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Últimas entradas

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.