90% de los ucranianos quedarían en estado de pobreza

La invasión a Ucrania amenaza con empujar al 90% de la población del país por debajo del umbral de la pobreza. 


Un análisis de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) señaló que la guerra en Ucrania podría dejar a nueve de cada 10 habitantes del país en la línea de pobreza.

Estos números, en la práctica, corresponden a cerca de 36 millones de personas que viven con menos de US$ 5,5 por día.

El estudio de la ONU también señaló que es probable que un conflicto prolongado ponga en peligro el nivel de desarrollo alcanzado en casi dos décadas por Kiev.

La ONU, que publicó el balance en su página web, subrayó que las «profundas cicatrices sociales y económicas» provocadas por la guerra «perdurarán por generaciones».

La guerra de Rusia en Ucrania entró este lunes en su día 82 y, según información de la ONU, el número de personas que huyeron de Ucrania para escapar del conflicto iniciado por los rusos el 24 de febrero superó la marca de los seis millones.

Esta se considera la peor crisis de refugiados de Europa desde el final de la Segunda Guerra Mundial. La mayoría de las personas que han abandonado el territorio ucraniano son mujeres, niños y ancianos.

El principal asesor económico del gobierno de Ucrania, Oleg Ustenko, dijo el jueves pasado que las fuerzas invasoras rusas habían destruido al menos $ 100 mil millones en infraestructura y que el 50% de las empresas ucranianas habían cerrado por completo.

VEA ESTO: Hallan cuerpo de una mujer de 20 años en área apartada de Las Mañanitas

Según estimaciones de la ONU, casi un tercio de la población corre el riesgo de vivir por debajo del umbral de pobreza y un 62% más corre un alto riesgo de caer en la pobreza en los próximos doce meses. En el peor de los casos, el PIB del país caería un 60%.

Compartir:
VEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas entradas

El amor por los libros

Estar con libros, vivir con ellos, tocarlos, volverlos a saborear, discutir con el autor e incluso encontrarle errores es una fascinación. Solo los que leemos

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.