Ahora todo cambió y una guerra nuclear es del todo inevitable

Y el resto de verdades se encuentran en idéntico entredicho de pamplinas, vertidas por igual entre ambos Bandos. Comenzando en otro orden, con las caricaturas hitlerianas que, la prensa soviética -ya podemos así denominarla-, le endilga a Ucrania y, su contraparte a Putin mismo. 

Las fake news constituyen a estas alturas de este incipiente conflicto global, una cuestión tan atribuible a Moscú como a toda la Comunidad Rusófoba por igual.

Denuncias entrecruzadas de bombardeos castigo a hospitales infantiles y demás asentamientos civiles en Ucrania, son tan dudosos e inchequeables como la desastrada suerte de los diversos corredores humanitarios que, Putin dice que, sus tropas respetan.

Y el resto de verdades se encuentran en idéntico entredicho de pamplinas, vertidas por igual entre ambos Bandos. Comenzando en otro orden, con las caricaturas hitlerianas que, la prensa soviética -ya podemos así denominarla-, le endilga a Ucrania y, su contraparte a Putin mismo. 

Omitiendo ambas partes que, el Premier de Kiev es un judío confeso y Vladimir El Terrible, también lo es por doble vinculo de sus abuelos paternos y maternos por igual. Lo que, sin recurrir a otros ejemplos, igualmente burdos, me recuerda a la cita que, Randolph Hearst, siendo muy joven, consignó cuando lo destacaron como corresponsal en el conflicto por la independencia de Cuba, y asistió a la toma de la Colina de San Juan, en la que, los defensores españoles, les dieron una bochornosa paliza a los Blue Riders de Teddy Roosevelt. 

Fue cuando advirtió la difusión mentirosa del periódico para el que trabajaba y vio la primera plana, en la que, con grandes titulares de portada, sus empleadores daban cuenta de una valerosa e indetenible carga de caballería que, solo les irrogó a los yankees, la única y aplastante derrota en ese fugaz enfrentamiento.

Ejército ruso está a menos de 25 kilómetros de Kiev

E hizo tan célebre su propia cita, esa de «la primera baja de cualquier guerra es la verdad».

Ahora eso mismo vuelve a reiterarse, como en cualesquiera de las anteriores, toda vez que, el contenido informativo en medio de un conflicto de proporciones como el que se avecina, cuenta en su haber con un elemento de meta propósito, no siendo otro que, la propaganda, sea cierta o mendaz.

Empero, ciertos aspectos que no transcurren por esos casilleros y, que desvelan por igual a ambos contendientes, es ¿quiénmanipulará primero los tan temidos códigos atómicos?.

Me inclino a inferir con una tenue certeza que, será Putin, quizás, en función a que, todos sus bienes  externos & testaferros han quedado al desnudo y por ende, embargados.

Todo lo cuál, prácticamente lo está conduciendo y por el simple devenir de los hechos, hacia el inminente cruce del no retorno. Y ello -desde mi humilde y desinteresado punto de vista-, así devendrá, porque en virtud a que, los cien mil o doscientos mil millones de dólares -que es lo mismo-, de sus fraudulentos activos han quedado ya al desnudo y, sus hombres de paja, se encuentran debidamenteidentificados, desde Abramovich en el Celtic hasta algunos otros menos publicitados, el caso es que, su corrompida imagen para con su propios compatriotas es ahora demasiado tóxica.

Impeditivo ello que, se apreste o concuerde en rubricar con sus enemigos ningún tipo de tregua.

La pandemia económica mundial apenas está comenzado

Merced a que, el low profile que, con descollante astucia, lo mantuvo hasta antes de la invasión, bastante alejado de supuestos de corruptelas, ahora son prácticamente imposibles de ocultar, constituyéndose precisamente en la reciente difusión televisiva occidental su más inocultable talón de Aquiles.

Y del todo válido, tanto fronteras adentro como afuera de la Madre Rusia.

Emergiendo en situaciones como ésta, el principio del fin de estos Autócratas que, finalmente con sus decesos lo pierden todo; y sus esbirros, ídem.

Por estas causas, tan mundanas e inalterables temporalmente, los imperios han caído y el final de Putin, no será nada exceptuable.

Sin perjuicio que, hasta el momento mismo en el que, su autoridad sea puesta en entredicho por sus Almirantes o Mariscales del Ejército y la Fuerza Aérea, seguirá conduciendo este Teatro Bélico.

Incluso cabe contemplar la posibilidad que, el Aparato Militar Industrial ruso, ralentice un desenlace mortal, en perjuicio de su autoridad, muy a sabiendas que, cualquier tipo de asonada rebelión interna, se tornaría hoy en inviable.

Por una mera deducción estratégica que, arrastraría indefectiblemente a toda la actual Federación muy dentro de un escenario anárquico que, la debilitaría demasiado inconvenientemente como potencia hegemónica. 

Ese tan temido botón, soy de la absoluta convicción que, no será percutado por estos neo soviéticos, salvo por dos enclaves que, de presentarse los conminarían a mudar de opinión, a saber:

Que, las avanzadas invasoras que, deberemos de aguardar -como ya lo he consignado-, adentrada la primavera, se encontrasen con una inusitada e inesperable contraofensiva ucraniana -que, en principio deberíamos de dar por descartada-.

O que, un sello de goma como la actual NATO, se introdujesen decididamente en el conflicto.

Y que, a juzgar por la omnipresente tibieza de esta Casa Blanca, entiendo que, sería una escenificación que, al menos hoy no se vislumbra como factible.

Empero, si Moscú en su campaña de conquista, arreciara contra Polonia, bueno, lo más probable sería -en virtud a su pertenencia a la UE- que, dicha adentrada fuese acompañada con un ataque directo a instalaciones o plantas alimentadas con Uranio.

Y será a partir de esa incidencia u otra similar y en otro territorio distinto al polaco que…AHORA TODO CAMBIÓ Y UNA GUERRA NUCLEAR ES DEL TODO INEVITABLE.

Carlos Belgrano.

Compartir:
VEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Últimas entradas

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.