Alemania veta a los no vacunados en centros comerciales, recreación, iglesias y restaurantes

Los lideres del país buscan presentar un proyecto de ley de vacunación obligatoria a partir de febrero; los clubes y discotecas estarán cerrados en áreas con alta incidencia de casos.

Alemania veta a los no vacunados en centros comerciales, recreación, iglesias y restaurantes.

Las medidas fueron anunciadas tras una reunión entre la canciller Angela Merkel, su sucesor, el socialdemócrata Olaf Scholz.

También acordaron presentar un proyecto de ley para hacer obligatoria la vacunación en el país a partir de febrero de 2022, algo que el futuro líder de la mayor economía de Europa ya ha dicho que está a favor.

Las nuevas restricciones llegan un día después de que el país registrara su mayor número de muertes diarias por la enfermedad en nueve meses, en medio de registros consecutivos de casos en esta cuarta ola, calificados como «muy graves» por la canciller.

Otras medidas incluirán el cierre de discotecas y locales de fiesta en regiones donde se registran semanalmente más de 350 casos por cada 100.000 habitantes. En estas situaciones, los eventos en interiores tendrán su capacidad reducida a 50 personas.

«Entendemos que la situación es muy grave y queremos tomar medidas adicionales», dijo Merkel en una conferencia de prensa con Scholz.

Embajada de EE.UU. dona buque de vigilancia valorado en $5 millones

Para ello hay que interrumpir la cuarta ola, que hasta ahora no ha sucedido (…). El número de infecciones se ha estabilizado, pero a un nivel muy alto.

La canciller dijo que estaba «deprimida» por el brote, e indicó que esperaba que las iniciativas voluntarias fueran suficientes para contenerlo, una señal de preocupación de que medidas más estrictas retrasarían la recuperación económica.

La vacunación, dijo, en su última semana en su trabajo durante 16 años, «es la salida de esta pandemia y es por eso que debemos tomar esta decisión».

Scholz, actual vicecanciller y ministro de Finanzas, defendió las restricciones, diciendo que no son discriminatorias ya que las vacunas ya se ofrecen a toda la población alemana.

Las posibles consecuencias económicas serán recompensadas, dijo, quien tendrá la crisis de salud como uno de los principales desafíos de su gobierno.

Ómicron llega a Latinoamérica y mientras Europa tiene dudas sobre la vacunación

El punto más delicado de la nueva ofensiva alemana es el debate sobre la vacunación obligatoria.

El proyecto de ley, que será redactado por la Comisión de Ética del gobierno, es particularmente controvertido en el país, donde hay un fuerte énfasis en la protección de las libertades individuales, así como uno de los movimientos anti-inóculo más fuertes de Europa.

Hasta ahora, el 70,93% de los alemanes ha tomado al menos una dosis de la vacuna y casi el 68,06% ha tomado ambas. La cifra se acerca a la media europea, pero inferior a la de países como Portugal, España e Irlanda.

Compartir:
VEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Últimas entradas

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.