Operación Trípode 2

Caen azotes de las computadoras de carros en ciudad de Panamá

Se confirmó la aprehensión de 7 implicados en la red de hurto de computadoras de carros, entre ellos, un venezolano señalado como cabecilla.

Las computadoras de vehículos fueron encontradas en 2 talleres. Foto: Ministerio Público

Después de dos años de investigación, una red dedicada al hurto de computadoras de carros en la ciudad de Panamá fue desmantelada mediante la operación Trípode 2.

En esta operación cayó un hombre de nacionalidad venezolana, señalado como el cabecilla de la red, así como otros 6 implicados en el hurto y posterior venta de estas computadoras.

VEA ESTO: Desarticulan a 18 miembros de una red de robo de carros

Los allanamientos de la Sección Cuarta de Delitos contra el Patrimonio Económico de la Fiscalía Metropolitana y la Policía Nacional se desplegaron en 15 puntos del sector de San Francisco hasta Pueblo Nuevo, San Miguelito, Río Abajo y Pacora dando con el hallazgo dinero en efectivo y al menos 100 piezas en dos talleres y que en su mayoría eran de carros Hyundai y Kia.

Esta investigación tuvo su génesis el 21 de junio de 2021 cuando se puso en conocimiento de la autoridad competente la existencia de un grupo de personas que se dedican al hurto de computadoras y baterías de autos, donde el líder de esta red, de nacionalidad venezolana, una vez recibía las computadoras, le colocaba un sticker como si fuese nuevo y la embalaba, para venderlas como nuevas a los mismos propietarios que le habían sido hurtadas, por un precio aproximado de 300 a 600 dólares.

Se espera que en las próximas horas los siete aprehendidos en la operación Trípode 2 sean presentados ante un juez de garantías, para la imputación de cargos y posibles medidas cautelares.

VEA ESTO: Capturan a uno de los presuntos asaltantes del Banco General

Compartir:
VEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas entradas

El amor por los libros

Estar con libros, vivir con ellos, tocarlos, volverlos a saborear, discutir con el autor e incluso encontrarle errores es una fascinación. Solo los que leemos

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.