Nuestro Punto

Veracidad, Información y Precisión

Colón y sus reclamos

En poco ayuda a la causa de Colón y los colonenses que, una acción que se estima espontánea, sea liderada por un diputado impresentable.

Ciertamente las acciones de protesta que se han dado esta semana en Colón inciden negativamente en la dinámica comercial y, por ende, en la economía de esa provincia; además de los perjuicios que, por extensión, alcanzan a otros sectores del país.

Sin embargo, no dejan de ser legítimas las motivaciones de las manifestaciones callejeras que tienen como punto de ebullición el incumplimiento de promesas que benefician a la provincia y que fueron hechas en persona por el presidente Laurentino Cortizo.

Algunos los cabecillas de la agitación son harto conocidos; llevan años en lo mismo y reaparecen cada vez que las circunstancias y la oportunidad se los permiten.

No obstante, no deja ser llamativo que al menos dos diputados hayan decidido sumarse a las acciones en la calle, cuando se supone que desde sus curules en la Asamblea Nacional pudieran obtener resultados más permanentes y estructurados para sus coterráneos.

VEA ESTO: Protesta en Colón contra alza del combustible termina en vandalismo y con un policía herido

En poco ayuda a la causa de Colón y los colonenses que, una acción que se estima espontánea, sea liderada por un diputado impresentable y que, siendo parte del ala oficialista, no haya sido capaz de producir los puentes y canales de diálogo para que le lleguen a su gente las respuestas que esperan.

Los colonenses deben entender que, al sumarse a las manifestaciones públicas, lo que están haciendo los diputados es volver a aprovecharse de ellos y sacarles la lengua.

Ni los diputados de Gobierno ni los de oposición han sabido hacer la diferencia desde la Asamblea y han preferido el camino fácil, el del show.

Al final del recorrido, un movimiento que pudiera ser legítimo, producto de la falta de compromiso de las altas esferas del Gobierno, ha comenzado a degenerar en otra cosa y con posibilidades de terminar torcido.

Colón ha sido víctima de todos los últimos gobiernos; a la mayoría de los diputados que han representado a la provincia en los últimos periodos el cargo les ha quedado grande, mientras que el pueblo marcha solo y descuidado.

VEA ESTO: ¿Cómo te compongo, mondongo?

Esperamos que estas protestas no se extiendan en el tiempo y que sirvan para que el gobierno central cumpla con todo lo que le ha prometido a los colonenses. No más desidia, no más violencia, no más sangre,

Tanto el gobierno como el país entero están en deuda con Colón, ojalá podamos devolverles pronto lo que les debemos, si derramamiento de sangre, carcelazos ni destrucción de los bienes públicos y privados.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Últimas entradas

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.