Crisis mundial (II)

Hasta la fecha, el balance de la FED de Estados Unidos es de 8 veces lo que utilizó en el 2008 al 2010 para frenar la crisis subprime. Esto es un monto verdaderamente asombroso.

Se recomienda discreción antes de realizar cualquier inversión. Foto: Elements Envatos

La segunda cosa que me llamó la atención en este foro internacional de analistas financieros fue el nivel de cartera de los bancos centrales de la mayoría del mundo. Los bancos centrales, como les comentaba en el artículo anterior, pueden encausar a la economía de sus países principalmente vía dos acciones: mediante el alza de tasas o mediante la compra de cartera.

Cuando un Banco Central compra cartera (bonos de empresas usualmente de baja calificación) saca del mercado abierto estos bonos, dándole un mejor nivel a la deuda negociada en su mercado nacional y ayudando a las empresas con bajo perfil financiero a colocar su deuda. Esto es de mucha ayuda cuando un mercado (país) está en problemas.

Cuando uno compra la deuda que emite una empresa que no está tan sólida, ayuda a que las fuentes de empleo no cierren y a que las empresas en general emitan más deuda y estos flujos obtenidos se inviertan en bienes e infraestructura, que a su vez revitalizan la economía. Esto debe de funcionar como un círculo virtuoso o por lo menos eso dice la teoría.

Este método de ayudar a la economía mediante la ayuda indirecta, tanto al mercado de deuda (bonos) de un país como a las empresas más vulnerables, es relativamente nuevo comparado con el movimiento en las tasas de referencia. Así que no hay mucha historia y datos que nos ayuden a crear una matriz de riesgo con la contundencia suficiente para ver cómo reaccionan los mercados ante estas compras o ventas en todos los posibles escenarios.

La primera prueba de fuego a nivel internacional fue en la crisis subprime de 2008. Tal y como lo dice el nombre de la crisis, esta se debió a deuda o bonos no de primera calidad sino inferior a esta (sub prime / abajo de primera).

En esta crisis los bancos centrales ayudaron a suavizar el efecto de la crisis comprando ellos bonos de mala calidad. En un esfuerzo sin precedentes, Estados Unidos compró cerca de billón de dólares (o lo que es lo mismo un millón de millones o 1,000,000,000,000).

¿Qué es la inflación y cuáles son sus variantes?

Esa cifra es espectacular y la más alta utilizada en un rescate financiero en Estados Unidos. Para que se den una idea, el Plan Marshall en el cual Estados Unidos ayudó a la reconstrucción de Europa después de la segunda guerra mundial fue de tan solo 12,000 millones de dólares. Este esfuerzo de todo el mundo por mantener a la economía de caer en default y crear una crisis mayor, resultó en un crecimiento que se ha mantenido desde entonces. Hasta aquí la historia parece todo bien, pero aquí viene lo interesante.

Hasta la fecha, el balance de la FED de Estados Unidos es de 8 veces lo que utilizó en el 2008 al 2010 para frenar la crisis subprime. Esto es un monto verdaderamente asombroso. Es mayor al PIB de América Latina y el Caribe combinados. Hay que recordar que el objetivo es evitar una crisis, pero están creando una crisis mayor.

Si esto se le une las tasas de interés negativas y la inflación creciente, nos da un coctel nada agradable.

Por si fuera poco, está el conflicto en Ucrania del cual le dedicaron buen tiempo a su discusión y posibles inversiones para intentar mitigar sus efectos. Pero esto lo trataremos en nuestro siguiente artículo.

Por lo pronto les recuerdo que hablamos de posibilidades no de hechos, pero si los analistas internacionales ya están hablando de ello habrá que tomar el asunto como algo de lo que debemos estar preparados al momento de hacer inversiones tanto bancarias como en nuestras empresas. Más vale prevenir que lamentar.

Continuará…

Compartir:
VEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Últimas entradas

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.