Cuando la moral es prófuga

Nos hemos convertido en una sociedad cínica e insensible, permisiva e hipócrita y es cuando aparece un puñado de políticos desleales a su partido.

Estoy convencida que para que Panamá alcance su desarrollo una de las condiciones que tiene que existir es la sanción social, es decir, el rechazo y oprobio de todos los panameños a los actos de corrupción.

Los meses transcurridos desde que los medios de comunicación lanzaron la noticia sobre el proceso de expulsión a los 15 diputados por traición a la disciplina y supremacía del partido, a través de los acuerdos debatidos y adoptados por mayoría de la dirigencia, han mantenido en vilo al país.

Encontramos un teléfono descompuesto frente a la actitud de estos diputados hacia un acto de flagrante indisciplina, así como la solidaridad automática mal entendida por los que se dicen amigos y se rasgan las vestiduras por los traidores.

La solvencia moral da pie al político la rubrica de la valentía, hidalguía, el valor y la decencia para reconocer un acto que raya contra la ética pública.

VEA ESTO: Presidente Cortizo es diagnosticado con síndrome mielodisplásico

En un país donde la mayor crisis es la moral resulta indignante escuchar a políticos cínicos referirse a la ética y la moral como parte de su accionar en su convencimiento de querer lo mejor por su país. Pisoteando así con desdén la reserva moral que aún nos queda en Panamá.

Nos hemos convertido en una sociedad cínica e insensible, permisiva e hipócrita y es cuando aparece un puñado de políticos desleales a su partido, con la certeza, con esa fuerza y con esa autenticidad que nos quieren vender que lo recto y lo moral son los instrumentos que motorizan su trabajo.

VEA ESTO: Conquistando la soledad

No quiero terminar este articulo, sin antes expresar el sinsabor que me dejan los 15 ciudadanos expulsados de su bancada, no obstante, los corruptos no solo son ladrones, son oportunistas y delincuentes, resguardados por una sociedad corrupta, donde el dinero compra conciencias, fomenta el clientelismo y el juega vivo.

Esperemos la determinación del Tribunal Electoral, se pronuncien y hagan lo propio, aunque ya sabemos que los favores se pagan con favores; ya veremos.

Escritora, comunicadora social y activista de los derechos de las personas con discapacidad.

Compartir:
VEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Últimas entradas

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.