De finanzas y emprendedores

En estos tiempos de confinamiento y crisis económica es cuando nos damos cuenta de la importancia de las finanzas en nuestras vidas.

En estos tiempos de confinamiento y crisis económica es cuando nos damos cuenta de la importancia de las finanzas en nuestras vidas.

Su servidor ha estado en el medio de finanzas por más de 25 años y si algo me ha dejado la experiencia es que las grandes oportunidades se multiplican en momentos de turbulencia. Así como dicen en mi pueblo, “A río revuelto, ganancia de pescadores”. Y este refrán de nuestros abuelos ejemplifica lo que está sucediendo en la actualidad en todo el mundo y en especial en América Latina.

Esta crisis económica y sanitaria nos ha apartado de nuestra zona de confort y nos ha hecho pensar de manera creativa y novedosa.

Me parece increíble la velocidad en que vi reaccionar a los comerciantes para adaptarse a las nuevas necesidades. En cosa de días ya había un mercado para “artículos de pandemia”, poco tiempo después se adaptaron edificios, comercios y oficinas. Todos a una velocidad impresionante.

No todo fue rápido o fácil. Hubo y hay muchos negocios que lamentablemente tuvieron que cerrar. Aquellos negocios que sobreviven día a día y que son tan necesarios para generar empleos se esfumaron en un parpadeo. Pero como mencionaba con anterioridad, ante la crisis una nueva ola de empresarios, pequeños y grandes, están surgiendo y aprovechando oportunidades. Todos los días hay personas que están viendo oportunidades en las dificultades que nos deja esta crisis.

En la necesidad de portar mascarilla, en la necesidad de quedarse en casa, en la necesidad de transportarse surgen nuevos empresarios con ideas para solucionar todos estos problemas y en el proceso ganar algo de dinero.

Estas personas que ven en los problemas oportunidades serán muy posiblemente los líderes económicos de los próximos años.

Me sorprende gratamente el ver cómo alguien que la estaba pasando mal porque perdió su empleo a causa de la pandemia ahora tiene su negocio de venta de gel y mascarillas. Pero eso no es todo, se dieron cuenta de lo cambiante que es nuestro mundo y ya están en busca de nuevos productos para a comercializar la próxima semana.

Se adaptaron perfectamente al cambiante nuevo ambiente y ellos serán los que al final salgan triunfantes en este volátil mundo financiero.

Esta estirpe de valerosas personas que están surgiendo y adaptándose para que sigan sus negocios (como tantas escuelas, restaurantes y comercios) y aquellos que están creando oportunidades nuevas, son los que van a liderar el comercio y finanzas.

El mundo es de los audaces y en América Latina tenemos mucha gente con audacia y algo más. Somos un pueblo valeroso que las crisis nos han enseñado a doblarnos, pero no a quebrarnos. Sabemos sobreponernos a las adversidades y no solo eso, sino a sacarle provecho a estas crisis que lamentablemente se repiten cíclicamente en nuestros países ya sea por cambios de gobiernos, crisis económicas, crisis de salud o como en este caso, una combinación de varios tipos de crisis.

Hoy, como ha sido en otras ocasiones es una temporada en la cual muchos pierden mucho y pocos ganan mucho.

Seamos de esos que ganan, de esos que se arriesgan, de esos que ven oportunidades. Seamos como esas personas que se están arriesgando y están incursionando en negocios que no hubieran imaginado hace 5 años.

Seamos como esa persona que puso su tienda de artículos de higiene para la pandemia o como esas personas que cambian lo tradicional de un periódico impreso y se arriesgan y emprenden con uno digital y no se conforman con hacer lo mismo, sino que piensan en grande e invitan a gente de varios países a contribuir.

Seamos lo que debemos ser, seamos unos triunfadores.

Compartir:
VEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Últimas entradas

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.