Irma

Rodriguez Reyes

TERCER DÍA

Derek Chauvin es declarado culpable por homicidio de George Floyd

El expolicía Derek Chauvin causó la muerte del ciudadano George Floyd, tras cortar la respiración del hombre con su rodilla, durante un arresto en Minneapolis

Derek Chauvin fue arrestado y enviado a la cárcel una vez terminó la lectura de su sentencia a las 4:00 p.m. de Minneapolis, Estados Unidos.

Un jurado de Minnesota, Minneapolis, Estados Unidos declaró culpable al expolicía Derek Chauvin, por todos los cargos de homicidio, en contra del ciudadano George Floyd.

La sentencia fue leída entre las 3:30 p.m. y 4:00 p.m. de este martes 20 de abril.

En una decisión histórica y unánime, el jurado declaró culpable al hombre de 45 años por los tres cargos por los cuales comparecía.

Éstos fueron asesinato en segundo grado, con una pena que podría ser de hasta 40 años, asesinato en tercer grado, otros 25 años de prisión, y homicidio en segundo grado, con pena de 10 años de prisión, cada cargo fue considerado por separado.

Como era de esperarse, la población de Minneapolis se mantenía a la expectativa del veredicto, tras un día de deliberación.

En sus primeras reacciones, la familia del fallecido George Floyd, declaró que este resultado es un «punto de inflexión» en Estados Unidos.

Floyd, el hombre negro que fue arrestado en mayo de 2020 por el delito menor de no pagar en una tienda, fue brutalmente sometido por un grupo de policías, siendo Chauvin quien le colocó la rodilla sobre su cuello, durante aproximadamente 8 minutos, a pesar que Floyd imploraba y le decía «No puedo respirar».

El hecho se conoció gracias a un ciudadano que grabó toda la acción policial, convirtiéndose en un vídeo viral que causó fuertes protestas en Estados Unidos e indignación a nivel mundial.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas entradas

El amor por los libros

Estar con libros, vivir con ellos, tocarlos, volverlos a saborear, discutir con el autor e incluso encontrarle errores es una fascinación. Solo los que leemos

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.