Escribir, mi mejor regalo

Pertenezco al colectivo de Personas con Discapacidad Visual, que no gozaron de libros disponibles para los ciegos.

Imagen de las mujeres que fueron condecoradas por el Instituto Nacional de la Mujer. Foto: INAMU

Con particular emoción recibí el pasado ocho de marzo la medalla al mérito 2022, en la categoría a la Actividad Destacada en el Campo de las Artes, organizado por el Instituto Nacional de la Mujer.

Este reconocimiento se da como un homenaje del país a la participación y trayectoria de mujeres que han contribuido al desarrollo y crecimiento de la República de Panamá, enfocadas en los derechos humanos de las mujeres y equidad de género, abriendo espacios para la participación política, social, económica y cultural.

Condecoraciones de esta categoría honran y comprometen, haciéndonos sentir que su posesión, tan enaltecedora, nos obliga a mantenernos siempre dentro de las pautas que dieron origen a su creación.

Es imperante y oportuno hacer notar que este singular reconocimiento tiene para mí el valor y la significación de un símbolo y de una invitación relacionados con mis tareas actuales.

VEA ESTO: Envejecer siendo mujer

Pertenezco al colectivo de Personas con Discapacidad Visual, que no gozaron de libros disponibles para los ciegos, irme a las ferias de libros y comprarlos para solo acariciarlos, puesto que no contaba con los lectores disponibles y saciar

Sé muy bien lo que es no tener material accesible para estudiar. Sé muy bien lo que es adaptarlo y morir en el intento y quedarme sin apuntes por una o varias clases, y solicitar con desespero el apoyo de los videntes para leer un libro.

Hoy mi trabajo y mi vida están y estarán vinculados a crear artículos, cuentos y libros y es lo que me hace sentir especial, escribir es lo que quiero seguir haciendo, es mi mejor regalo.

VEA ESTO: La difícil tarea de ser mujer

El Instituto Nacional de la Mujer, reconoció mi esfuerzo, tenacidad y sacrificio, distinguiéndome como escritora y comunicadora social; la medalla 8 de marzo 2022, representa ese símbolo de respeto a una panameña que, pese a una condición de discapacidad visual, con denuedo se labró su destino.

Agradezco con sinceridad y humildad la presea que hoy ostento con honor y espero llevarlo con dignidad, poniendo entusiasmo y empeño en las tareas que el porvenir me depare.

Autora: Escritora y Comunicadora Social.

Compartir:
VEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Últimas entradas

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.