Priscilla

Delgado

Al Natural

La compleja industria de los libros

En cada una de las etapas hay un porcentaje de ganancia, no así con los escritores nacionales, editados por cuenta propia, que van directo de la imprenta a la librería.

La oferta de libros es variada, solo falta la disposición para buscarlos. Foto Elements Envato

La oferta editorial de los libros de ocio que tenemos a disposición, nos coloca en una situación difícil, en tanto que la oferta supera con creces la demanda de lectores.

Para editar un libro por cuenta propia, los precios de mercado oscilan desde $4.00 por unidad, si se imprimen 1000 ejemplares, y hasta $8.00 cada libro, por un tiraje de 500 ejemplares, más el costo de diseño y diagramación.

Lo recomendable es que el que edita por primera vez, agregando que aún no es muy conocido como escritor, no debería apostar por una edición de mil ejemplares, porque tendrá que hacer una buena promoción para que este libro llegue a las manos de un lector.

Los libros auto editados compiten de igual manera con los libros de las grandes editoriales que solamente con su sello (Grupo Planeta y otros consorcios muy grandes) significan la seguridad de venta por la cadena de comercialización que tienen a su servicio.

De hecho, estas inmensas editoriales tienen los mejores espacios en las grandes ferias del libro y es porque los necesitan para exhibir sus obras por un lado y, por otro, porque tienen la capacidad de pagar el mejor sitio en cada evento ferial.

VEA ESTO: Pitufos mentales

Ante esa realidad, el nuevo escritor se desanima con rapidez por los altos costos de su obra y siente que las librerías no lo apoyan. No es así; no es cierto.

Las librerías tienen un costo por metro cuadrado y en él deberán exhibir los libros de mayor rotación, porque este negocio llamado librería, tiene que pagar alquiler, empleados, no tiene beneficios fiscales y el producto libro es uno de los que tiene menos margen de ganancia, en tanto que es el mismo mercado el regula sus precios.

Con frecuencia se sostiene que los libros son caros y yo me pregunto ¿caros contra qué?

Hay otros artículos tan costosos como un libro, que se dañan, se beben, no son perecederos y las personas los compran.  En cambio, el libro es el único que podemos traspasar de generación en generación y este no se gasta ni se oxida y esas palabras escritas nos pueden mejorar la vida, o en cambio, los libros técnicos no pueden ayudar a ganar un caso, aprender un oficio, entender una tarea.

Por otro lado, esta afirmación de que los libros son costosos no tiene ninguna validez si comparamos el tamaño de nuestros lectores, contra los lectores colombianos, mexicanos y españoles, países con fuerte tradición editorial. Sin embargo, un libro extranjero promedio cuesta casi lo mismo en el país de origen que en Panamá, y esto se debe a lo antes expuesto, el mercado regula.

VEA ESTO: Mirarnos en el espejo de otros

Lo podemos ver mediante la plataforma de Amazon. Un libro que mandamos a buscar por internet nos sale hasta $10.00 más por los gastos de envío.

¿Porque razón en Panamá no contamos con todos los libros que aparecen en el mercado?

Las librerías se nutren de los libros más vendidos en otras latitudes y de allí se hace una pequeña compra que abastezca el mercado y que rote con rapidez, de lo contrario el libro pasará a ser rebajado y tenemos una mentalidad de que los libros en oferta no son buenos. (Otra idea que no tiene base)

El precio promedio de un libro extranjero es de $24.00 mientras que un libro nacional es de $13.00 y esta diferencia se debe a que el escritor se vuelve distribuidor y rompe con la cadena de distribución existente en los grandes países que son Imprenta-Editorial-Distribuidor-Librería.

En cada una de las etapas hay un porcentaje de ganancia, no así con los escritores nacionales, editados por cuenta propia, que van directo de la imprenta a la librería.

VEA ESTO: Transferencia del Vale Digital será del 13 al 17 de junio, más de 15 mil salieron este mes

Tenemos una situación que no escapa en los países en donde la industria es pequeña como la nuestra, y es acercar a los lectores a los escritores nacionales, privilegiar la lectura de nuestros escritores, a fin de conocer un poco lo que estamos haciendo en materia de escritura y hasta nos podría sorprender la calidad de muchos de ellos que compiten sin duda con escritores de grandes países.

Con esto no estoy mercadeando al escritor nacional, porque el universo literario da para escoger, lo que hago es invitar a los lectores para que se detengan a leer a nuestros escritores que seguramente nos sorprenderán de manera grata.

Compartir:

8 comentarios

  1. Muy cierto. El problema es que, al no contar con una tradición de editoriales y comercializadores del libro, el escritor panameño debe asumir esos espacios… Posiblemente esta realidad incidw en el escritor que lo único que sabe hacer bien es, precisamente eso, escribir..

  2. Excelente. De acuerdo. El problema yace en la falta de lectores a los productos del patio. Siempre se piensa que lo de afuera es mejor. Me parece que se deben hacer más concursos que incentiven a leer autores panameños…alianzas con el MEDUCA y Universidades para que nuestros estudiantes nos lean. Ideas locas que se me vienen a la cabeza. Saludos, mi distinguida Priscilla.
    Soy Ara Johnson

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Punto y Seguido

Jose Gonzalez

Todos coludos o todos rabones

Ese es un refrán muy dicho en mi pueblo. Se usaba principalmente cuando éramos niños para enseñarnos que o compartíamos o todos nos quedábamos sin

Leer mas »

LAS MÁS VISTAS

Últimas entradas

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.