Leblanc defiende nombramiento de su esposa en la Asamblea y afirma ‘no hay ningún problema’

El 26 de agosto de 2020, la Asamblea eligió a Eduardo Leblanc González como defensor por 7 meses, luego lo nombró en firme por cinco años. Foto: Asamblea Nacional

Es un hecho que la abogada Carolina Torres, esposa del defensor del pueblo, Eduardo Leblanc, devenga un salario mensual de $3,500 como asesora técnica de la Comisión de Presupuesto, en la Asamblea Nacional.

Así lo ha dejado claro su esposo, quien asegura que no hay ningún problema con que ambos sean funcionarios del Gobierno, y de hecho defendió el nombramiento de su esposa.

VEA ESTO: Asamblea Nacional suspende nombramientos, viajes y reduce gasto de combustible en 50%

A pesar que el nombramiento de Torres tiene fecha de 2 de julio de 2019, trasciende hasta ahora, justo cuando el pleno de diputados aprobó el proyecto de ley No.329 que regula los conflictos de intereses de los servidores públicos.

Sin embargo, ante los cuestionamientos, Leblanc ha salido a justificar el nombramiento de su esposa, argumentando que ella laboraba en la Asamblea antes que a él lo ratificaran el 21 de abril de 2021, como defensor para el periodo de 2021-2026.

‘No hay nepotismo porque no trabaja para mí, es completamente legal. Ella trabaja para asesoría legal para la Asamblea, no hay ningún problema’, afirmó Leblanc este miércoles en el noticiero de Telemetro.

Y, defendió el nombramiento de su esposa, asegurando: ‘Sí, va a trabajar y sí se gana su salario y su sustento, nunca se ha ocultado, sale en los nodos de transparencia’.

VEA ESTO: Comienza reducción del 10% de la planilla estatal

No obstante, Leblanc omite que su llegada a la Defensoría del Pueblo, por votación del pleno de la Asamblea, fue desde agosto de 2020, cuando fue ratificado en un primer concurso para cubrir 7 meses del periodo 2016-2021, el cual fue interrumpido por la destitución el 10 de octubre de 2019 de Alfredo Castillero Hoyos, por denuncias de supuesto acoso dentro de la institución.

Y aunque Leblanc justifica que en la relación laboral de ambos no hay nepotismo, cabe destacar que los jefes de su esposa, no solo son los encargados de votar y ratificar el cargo de defensor del pueblo, sino que su figura también está sujeta a los procesos de remoción por parte del pleno de la Asamblea Nacional.

Los artículos 129 y 130 de la Constitución Política establecen, textualmente que:

  • La Defensoría del Pueblo actuará bajo la dirección y responsabilidad del Defensor del Pueblo, quien será nombrado por el Órgano Legislativo para un periodo de cinco años, dentro del cual no podrá ser suspendido ni removido, sino por el voto de dos tercios de los miembros de la Asamblea Nacional, en virtud de causas definidas previamente por la Ley.
  • Para ser elegido Defensor del Pueblo se requiere:
  1. Ser panameño por nacimiento.
  2. Estar en pleno goce de sus derechos civiles y políticos.
  3. Haber cumplido treinta y cinco años o más de edad.
  4. No haber sido condenado por delito doloso con pena privativa de la
    libertad de cinco años o más.
  5. Tener solvencia moral y prestigio reconocido.
  6. No tener parentesco, dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad, con el Presidente de la República, con ningún otro miembro del Consejo de Gabinete, con Magistrados de la Corte Suprema de Justicia ni con Diputados de la República.
Compartir:
VEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Últimas entradas

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.