Es mayor de 70 años y tiene enfermedades

Luis Cucalón pagará condena en casa con brazalete electrónico

El exdirector de Ingresos, Luis Cucalón cumple una condena de 96 meses de prisión por peculado y corrupción de servidores públicos.

El exdirector de Ingresos, Luis Cucalón. Foto de archivo

El juez de cumplimiento del Primer Circuito Judicial de Panamá, Roberto Sánchez accedió a la solicitud de prisión domiciliaria o casa por cárcel con el uso de brazalete electrónico, para el exdirector general de Ingresos, Luis Cucalón.

Mediante el auto n.° 11206, el juez detalló que Cucalón fue condenado a la pena de 96 meses de prisión como autor de los delitos de peculado y corrupción de servidores públicos en perjuicio del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y pasó sustentar los motivos del cambio de sanción.

VEA ESTO: Revocan libertad vigilada al exdirector de Ingresos, Luis Cucalón

El tribunal de cumplimiento admitió la solicitud en razón de que el sancionado tiene 70 años y padece de varias enfermedades crónicas certificadas por el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses. En audiencia anterior se fijó como fecha de fin de la pena del sancionado el 23 de octubre de 2023.

El Ministerio Público estuvo representado por la fiscal superior Anticorrupción Anilú Batista Carles, mientras que por la defensa técnica participó el abogado Juan Carlos Sánchez. La querella estuvo a cargo del licenciado Jorge Isaac Ortega, de la oficina de Asesoría Legal del MEF.

El 14 de septiembre de 2018, Luis Cucalón fue sentenciado por el Juzgado Primero de Circuito Penal de Panamá a 96 meses de prisión por el delito contra la administración pública, en la modalidad de peculado y corrupción de servidores públicos, en perjuicio del MEF.

VEA ESTO: Diputados piden alto a la migración irregular por Darién

Compartir:
VEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas entradas

El amor por los libros

Estar con libros, vivir con ellos, tocarlos, volverlos a saborear, discutir con el autor e incluso encontrarle errores es una fascinación. Solo los que leemos

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.