Matrimonio de pintores

Mónica Clavel y Carlos Rojas Quintero: las luces del yin y el yang

Mónica y Carlos pasan por un buen momento artístico: sus cuadros comienzan a irse por cuatro cifras medias en subastas locales y ya sus obras han sido vendidas fuera de Panamá. Eso es un buen termómetro.

La muestra estará abierta hasta el 28 de noviembre.

Por Alexander J. Bermúdez

Pocas veces se produce el singular prodigio de que en un matrimonio entre artistas se encuentre un binomio de talentos individuales que no se haya convertido ni en una pugna de egos ni en un desborde de influencias que haga que sus obras se contaminen y ya no pueda distinguirse dónde comienza una y dónde termina otra. Son un caso, en diez mil. Esta singularidad la encontramos en la pareja de talentosos artistas plásticos panameños Mónica Clavel y Carlos Rojas Quintero.

Ambos son artistas que surgen de la academia y la enseñanza pictórica, poseen una madurez técnica que mantiene sus carreras artísticas en pleno ascenso y, por encima de estas circunstancias, cada uno tiene una paleta y un trazo personal definidos y que han sido reconocidos por los compradores de arte.

Como si se tratase de aquel concepto de dualidad de la filosofía oriental, que habla de dos fuerzas que conviven en un mismo plano, sin mezclarse ni mutar y siguiéndose sin competir, girando en el eterno surco de la trascendencia, el lienzo de Mónica se convierte en el escenario para su subconsciente, pletórico de imágenes ocultas y mundos oníricos, rostros escondidos que te observan, que una vez los descubres, no vuelves a mirar el cuadro de la misma manera que lo miraste por primera vez; en tanto, el de Carlos, es el teatro de lo figurativo, lleno de personajes que, muchas veces inmóviles o contemplativos, te cuentan una historia secreta, sutil,  un trasfondo que sus óleos encuadran para el espectador. Podría decir que Mónica pinta para que sus cuadros se sientan, mientras que los de Carlos, son pinturas para impresionarse.

VEA ESTO: Una villa de personajes

Obra expuesta

En estos días se está exhibiendo una muestra de sus obras más recientes en la sala de exhibiciones de GAC Motors de calle 50, bajo la curaduría de Menú Creativo. La muestra recoge unos 70 cuadros y esculturas de este matrimonio de pintores, sobre todo de su obra más reciente.

Asistí a la noche de la velada inaugural y observé mucho de lo que comento: al finalizar las palabras de agradecimiento, noté cómo se iban juntando en torno a los cuadros de Carlos aquellos pintores que asistieron; mientras, en el espacio dedicado a la obra de Mónica, se agolparon compradores de arte, muchas de ellas damas.

VEA ESTO: Potabilizadora de Chilibre suspenderá operaciones este sábado 26 de noviembre

Las conversaciones que fluían, eran muy tendientes en aquello que describo: los pintores expresaban abiertamente su admiración por la técnica, los colores, las pinceladas y las composiciones de Carlos; mientras, que los compradores visualizaban cómo se verían los cuadros de Mónica en sus colecciones y al lado de sus cuadros comenzaban a aparecer esos preciados círculos rojos que indican que la obra ya encontró comprador.

Buen momento

Mónica y Carlos pasan por un buen momento artístico: sus cuadros comienzan a irse por cuatro cifras medias en subastas locales y ya sus obras han sido vendidas fuera de Panamá. Eso es un buen termómetro.

La muestra estará abierta hasta el 28 de noviembre. Recomiendo verla. Son cuadros para apreciar de cerca y observar detalles que las fotos limitan. Seguro estoy de que será una experiencia apreciada. Y si no los conocías, a partir de allí, te convertirás en admirador de su arte.

El autor es escritor y periodista

VEA ESTO: El poder de Diego

Compartir:
VEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas entradas

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.