Nuevas protestas en contra del pasaporte sanitario en Francia

El poseedor del certificado al ingresar a un determinado lugar debe demostrar que superó la enfermedad.

Miles de personas salieron este sábado en Francia a protestar contra el pase sanitario

En París, se han realizado manifestaciones numerosas con consignas como de’Libertad para Francia, Sí a la libertad de elegir y Retiren el pase sanitario entre otras.
Los opositores al pase sanitario que el Gobierno francés quiere imponer para acceder a espacios públicos cerrados siguen firmes y este sábado han vuelto a marchar por las calles de las principales ciudades del país, por quinto sábado consecutivo, pocos días después del comienzo de las medidas.

La obligatoriedad de presentar un documento que acredite la vacunación para entrar en algunos lugares, así como la adopción de otras medidas de control como la obligatoriedad de la inmunización para ciertos trabajadores son parte de las protesas expresadas por los manifestantes.

Además de la protesta que se inició en la Bolsa de Francia, otras dos se celebraron en diferentes puntos de la capital, una promovida por el minoritario partido de ultraderecha «Los Patriotas» (fundado por Florian Philippot, el exnúmero 2 de Marine Le Pen) y otra por grupos que se identifican como los ‘chalecos amarillos’.

La de «Los Patriotas» estuvo plagada de banderas francesas y de críticas contra la política del presidente francés, Emmanuel Macron. La de los «chalecos amarillos» acogió una parte de la extrema izquierda y los antisistema y también condensó eslóganes contra el presidente Macron.

En la mayoría de protestas, se vieron muchas pancartas en favor de la libertad individual y contra el control sanitario de las autoridades. También se avistaron mensajes contra la tecnología ‘5G’ o contra una eventual vacunación obligatoria contra la covid.

A medida que los inmunizantes y testeos son accesibles para todos, por lo menos en Europa y Estados Unidos donde existe una mayor reserva de suministros contra el coronavirus, el argumento de la elección de inocularse o no quedó atrás y varios países ya avanzan con la obligatoriedad de vacunarse, por lo menos para ciertos sectores como trabajadores sanitarios y empleados públicos.

El certificado sanitario esta siendo impuesto en Dinamarca, Grecia, Portugal, Irlanda, Bélgica y, fuera de Europa, existe en Israel y China, mientras que la ciudad de Nueva York y la provincia canadiense de Quebec pondrán en marcha una iniciativa similar, al igual que la provincia de Buenos Aires en la que existe una norma que amplía el aforo de establecimientos para vacunados.

Compartir:
VEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Últimas entradas

La hormona milagrosa

La levotiroxina fue una bendición, su estudio posterior, llevado a cabo hasta la saciedad, nos enseñó que es un fármaco demasiado seguro. Ninguna de las

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.