Homicidio simple con dolo eventual

Ocho acusados por la muerte de Diego Maradona irán a juicio

La Cámara de Apelaciones y Garantías de San Isidro, acusó a los imputados de haber cometido un “homicidio simple con dolo eventual”, tal como habían dispuesto el año pasado los fiscales y el juez de la causa.

El neurocirujano Leopoldo Luque es uno de los integrantes del equipo médico que atendió a Diego Maradona hasta el 25 de noviembre de 2020, cuando el jugador falleció a los 60 años.

Esta semana, la Justicia argentina rechazó las solicitudes de archivo de los ocho imputados por la muerte del as y confirmó la decisión de un juez de primera instancia de enviar la causa a juicio.

Además de Luque, están imputados la psiquiatra Agustina Cosachov, una psicóloga, un médico clínico, un coordinador médico del servicio de salud privado que tenía y tres enfermeras.

Todos ellos están acusados ​​de «homicidio simple con dolo eventual», delito que en Argentina se castiga con penas de ocho a 25 años de prisión.

Leopoldo Duque, además de ser el encargado de tratar a Maradona desde 2018, fue el profesional de la salud que realizó la última cirugía del deportista, en el mes de su muerte. El martes 3 de noviembre, el exjugador fue intervenido quirúrgicamente para tratar una lesión cerebral.

La operación salió bien y Maradona amaneció bien y ya está en la sala de terapia, con todos los parámetros correctos. Tiene un pequeño desagüe que le quitarán mañana – dijo entonces Luque.

VEA ESTO: Barcelona insiste en Messi y busca ‘fair play’ financiero con La Liga

El doctor, ahora de 42 años, tiene una excelente reputación entre muchos de sus colegas. Según los últimos auxiliares, Maradona era un paciente difícil de tratar, poco dócil a las decisiones médicas y con un historial clínico que incluía múltiples y graves complicaciones en su desgastado cuerpo.

La falta de signos vitales del ídolo fue descubierta por el psiquiatra y psicólogo, que llegó a la casa de Tigre, en el norte del Gran Buenos Aires, a las 11 de la mañana. Ante la alarma de la dramática situación, Luque llegó al lugar minutos después y advirtió, pasado el mediodía, que un paciente de 60 años había fallecido. No dijo quién era.

Una de las enfermeras declaró ante el tribunal que el último encuentro entre Maradona y Luque terminó con una fuerte discusión y el exfutbolista empujó al médico, aunque al mismo tiempo relativizó esta situación: solía ser reacio con médicos y auxiliares de salud. , muchas veces con episodios violentos.

VEA ESTO: Destituyen a funcionaria que cayó con alias ‘Zequi’ en Costa del Este

A su vez, las enfermeras explicaron a los fiscales que no habían podido entrar a la habitación de Maradona y que le habían dado las pastillas recetadas por los auxiliares. Según los investigadores, esta falta de verificación exacta de qué medicamentos estaba tomando el paciente y cuándo no podría marcar una supuesta irregularidad en la permanencia en el hogar.

Compartir:
VEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas entradas

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.