Ola de misteriosos pinchazos mantiene en alerta a varias ciudades de Francia

Los pinchazos en discotecas, bares o en festivales varias ciudades francesas le han provocado náuseas, vértigo, fuerte dolor y un clima de «psicosis» a cientos de jóvenes.

Los pinchazos producen náuseas, mareos, dolores musculares, entre otros. Foto Ilustrativa

Una ola de misteriosos ataques con pinchazos en discotecas, bares y conciertos en varias ciudades de Francia tiene a las autoridades en alerta y ha llevado a dueños de locales nocturnos y organizadores de eventos festivos a reforzar la seguridad en los lugares por temor a nuevos ataques.

En Francia se abrieron más de cien investigaciones por «administración de una sustancia nociva» en varios lugares, como Nantes, Grenoble, París, Lyon, Béziers, Rennes y Toulouse. Las víctimas son hombres y mujeres jóvenes, que refieren síntomas como náuseas, mareos, pérdida del equilibrio, dolores musculares y sudoración.

Las hipótesis sobre los motivos de este tipo de agresiones están abiertas, según los investigadores. No saben si sería una forma de violencia gratuita o incluso una especie de desafío macabro «difundido en las redes sociales».

VEA ESTO: Inicia periodo de campaña para elegir a dirigencia del Partido Revolucionario Democrático

La pena por administrar una sustancia nociva es de tres años de prisión, pero puede ser de hasta 10 años en el caso de circunstancias agravantes como premeditación o daño a la salud de la víctima.

Como medida preventiva, las víctimas inician rápidamente el tratamiento con triterapia si ha habido transmisión del sida por el uso de agujas en la agresión, pero hasta el momento todas las pruebas de VIH han sido negativas.

Las autoridades francesas aún no tienen sospechoso ni confirmación de la sustancia administrada, ya que las pruebas realizadas han dado negativo. Tampoco se sabe qué tipo de aguja o jeringa se ha utilizado en las agresiones, como una inyección que se utiliza para administrar insulina.

VEA ESTO: Asamblea aprueba creación de Certificado para Pago de Prima de Antigüedad de funcionarios

En numerosos casos, médicos y enfermeras han encontrado marcas de pinchazos en brazos, muslos, glúteos, tobillos, hombros o espalda de los agredidos.

Debido al creciente número de denuncias registradas en las comisarías por las misteriosas picaduras, los establecimientos están reforzando el control de los clientes a la entrada, con registros más detallados, además de la instalación de cámaras.

Compartir:
VEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Últimas entradas

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.