Panamá mira otras opciones de vacunas ante la demanda a nivel mundial

Los productos de farmacéuticas como Johnson & Johnson y Moderna son imposibles de adquirir, ya que la prioridad de su distribución está en Estados Unidos

Cinco millones de las vacunas adquiridas por Panamá son de la firma Pfizer, sin embargo la distribución no lleva la velocidad que esperan las autoridades para llegar lo más pronto posible a todas las regiones del país. Imagen del noveno lote de vacunas de Pfizer. Foto: Ministerio de Salud

«Lamentablemente estamos compitiendo por acceso a la vacuna en todo el mundo y las que hemos acordado nos va a permitir vacunar a 3.6 millones de panameños, pero vamos a tener que ir a la velocidad de las que ya tenemos comprometidas e intentar traer para estos siguientes tres meses el mayor número posible de vacunas al país», afirmó este lunes Eduardo Ortega Barría, secretario nacional de Ciencia y Tecnología y asesor del Ministerio de Salud (Minsa) en el proceso de adquisición de las vacunas.

El investigador explicó que las vacunas a las que Panamá pretendía tener acceso, afrontan la incapacidad de distribuir sus productos afuera de Estados Unidos, es el caso Johnson & Johnson que propuso entregar dosis hasta octubre de este año, una fecha que la Operación Panavac19 no puede esperar, porque impediría avanzar con el proceso en otras regiones, es por esto que dentro del portafolio COVAX de la Organización Mundial de la Salud, las autoridades han comenzando a buscar opciones de uso de emergencia como la vacuna china CoronaVac, aprobada recientemente por el departamento de Farmacias y Drogas.

Entre las alternativas que ya ha comenzado a explorar Panamá para conseguir 1.1 millón de vacunas para completar las 7.2 millones para dar cobertura nacional, están: Novavax y CureVac, la primera de laboratorio estadounidense y la segunda de producción alemana, según dio a conocer Ortega Barría durante una entrevista para el noticiero televisivo de Telemetro.

«Queremos vacunas en abril, mayo y más tardar junio. Si nos ofrecen vacunas después del mes de junio no nos ayuda, porque tenemos 7.2 millones de dosis acordadas, lo que nosotros necesitamos es adelantar esas vacunas
para poder acelerar esa velocidad, e ir a otras partes del país», reiteró el investigador.

Ortega Barría destacó los beneficios de la vacuna CoronaVac de producción china, que hasta el momento es utilizada en México, Brasil y Chile, donde los estudios han mostrado una eficacia del 50%, similar a la que en la actualidad tienen las vacunas contra el virus de la influenza. Sobre ésta no descarta que se requiera una tercera dosis y de hecho se refirió a la posibilidad que se necesite vacunar contra covid-19 dentro de un año o dos. «Al día de hoy no sabemos con ninguna de las vacunas que estamos utilizando cuál es el tiempo de duración de la protección y es posible que tengamos que vacunar cada año, cada dos años, dependiendo de cómo se comporte la vacuna y cómo se comporte el virus», puntualizó.

Compartir:
VEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Últimas entradas

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.