Papa Francisco pide por la Paz y respeto al corredor humano en Ucrania

El Papa Francisco anunció el domingo que envió a dos cardenales a Ucrania, en un movimiento muy inusual desde el Vaticano.

El Papa Francisco lamentó este domingo los «ríos de sangre y lágrimas» que fluyen en Ucrania y pidió el establecimiento de corredores humanitarios para la población civil.

El Papa pidio «que cesen los ataques armados» y condenó la «guerra» en Ucrania con un mensaje en voz alta y crítico a la invasión rusa durante el que también planteó que «la Santa Sede está dispuesta a hacer de todo» por la paz

Después de tomar ciudades como Kherson al sur, los soldados enviados por Moscú entraron en un pueblo camino a Odessa, donde se encuentra el principal puerto del país. El ataque sugiere que el plan del Kremlin es apoderarse de toda la costa sur de Ucrania y detener el acceso al mar.

En Rusia está prohibido referirse a los acontecimientos en Ucrania como una guerra . Este viernes (4), esto se convirtió en un delito, punible con hasta 15 años de prisión.

Ucrania permitirá que extranjeros se unan a sus tropas

Francisco pidió el establecimiento de «verdaderos corredores humanitarios» para ayudar a la población.

“Las víctimas son cada vez más numerosas, al igual que las personas que huyen, en particular las madres con sus hijos. La necesidad de ayuda humanitaria en este país mártir aumenta dramáticamente cada hora”, dijo el pontífice.

Entre los fieles presentes en la Plaza de San Pedro para seguir el rezo del Ángelus, varios portaban banderas de Ucrania .

El Papa defendió el fin de los ataques y la reanudación de las negociaciones, el sentido común y el respeto al derecho internacional.

También agradeció a los periodistas que «pusieron sus vidas en peligro» para informar al mundo sobre los acontecimientos en Ucrania .

Compartir:
VEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas entradas

El amor por los libros

Estar con libros, vivir con ellos, tocarlos, volverlos a saborear, discutir con el autor e incluso encontrarle errores es una fascinación. Solo los que leemos

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.