Priscilla

Delgado

Al Natural

Qué es la felicidad o lo más parecido a ella

La felicidad va de acuerdo a cómo la ve cada uno y cómo la siente y dependerá mucho de nuestra historia particular.

En uno de estos días veía un documental en Netflix sobre el valor de la vida y como valor agregado lo que es la felicidad para muchos seres humanos o lo que interpretamos por felicidad.

Me he planteado mucho acerca de lo que es la felicidad, ese estado de bienestar que nos proporcionan las endorfinas, serotonina, dopamina, oxitocina llamadas las “hormonas de la felicidad, de manera que la felicidad se reduce a estos espacios en donde estas glándulas asumen su rol y nos alegran la vida.

Tratando de ser practica que y definiendo ciertas situaciones, podríamos decir que un estado de bienestar, y que nos produce eso que definimos como felicidad, es mantenernos vivos, como por ejemplo saber que un hijo sobreviviente de la guerra de Siria o de Ucrania, tiene a sus hijos pequeños vivos, mientras para que él está en una guerra que no buscó.

Para una mujer de la India, en Bombay, su felicidad pudiera ser recolectar granos de arroz en las viviendas inundadas de ratas para darle de comer a sus hijos, sabiendo que por tres días más las ratas volverán y nuevamente sus hijos no tendrán qué comer.

VEA ESTO: Seres sin dotes

Para un mexicano que perdió sus dos piernas y sus dos brazos en un atentado, la felicidad era volver a recobrar su vida y tener una nueva familia porque perdió la vieja en ese atentando y después de considerarse ateo se convirtió en creyente, gracias a esta segunda oportunidad.

Para un dominicano la felicidad era poderle dar buen sexo a su esposa porque considera que sin sexo la gente no es feliz.

Así siguió cada uno definiendo lo que es para ellos la felicidad y la conclusión va a depender de manera directa de lo que afecta el entorno de nuestras vidas.

Es decir, la felicidad va de acuerdo a cómo la ve cada uno y cómo la siente y dependerá mucho de nuestra historia particular. Si logramos encontrar esta palabra en los actos cotidianos, en la vida que llevamos y como la llevamos, habremos ganado mucho.

El estado de felicidad puede ser la banda sonora que registre cada acto de nuestra vida, nuestras ilusiones o en cambio cada paso adelante que damos pudiera ser el equivalente a eso que llamamos felicidad para que esta tenga color y sea como una buena nota musical.

VEA ESTO: Alza de precios mantiene a Panamá en caos en ausencia del presidente Cortizo

Me costó darme cuenta de las cosas que me hacen feliz o proporcionan ese estado de bienestar que produce momentos de felicidad.

Te has preguntado cuáles son tus momentos de bienestar. ¿Qué cosas en tu diario vivir te proveen felicidad? ¿Son más que los que te producen pesar?

Es un buen ejercicio establecer qué nos hace felices para determinar cómo vivimos, si con la teoría del vaso medio lleno o medio vacío.

Muchísimas personas “necesitan demasiadas cosas materiales” como indicador de felicidad. En cambio, otras necesitan la paz del hogar y la tranquilidad de tener una familia armónica en donde este colectivo que conformamos como familia sea estable y unido, aquí siento que se revela un estado de bienestar que pocos apreciamos.

Una reunión de buenos amigos es otro momento que nos proporciona una riqueza especial.

A las personas cercanas, sumergidas en el arte ya sea como artistas o como simple observadores y que saben disfrutarlo, son simplemente felices redescubriendo eso que aman, la música, la literatura, o su comida favorita y se sumergen en el éxtasis que significa vivir por un momento algo que los conmueve, esos segundos de placer son los más parecidos a la felicidad.

VEA ESTO: De cuentos de frutas

Me gustó mi ejercicio y mis conclusiones se las comparto.

Soy feliz con cosas tan básicas como saber que vivo en un entorno de afectos.

Para mí el disfrutar de una buena salud, la que me permite hacer lo que deseo sin apoyo, es un espacio que valoro (aquí me ubico en tantas personas con discapacidad que salen adelante) y mi teoría del vaso medio lleno siempre sale ganando.

Después de este simple escrito percibo la felicidad como algo nuestro, íntimo, nadie hace feliz a nadie, uno obtiene estos momentos a ultranza, en la búsqueda obligada que tenemos los seres humanos, quienes somos los que decidimos de qué lado estar.

Me di cuenta que me gusta estar conmigo y eso me proporciona bienestar.

Compartir:

4 comentarios

  1. Me identifico con la última reflexión: “me gusta estar conmigo y eso me proporciona bienestar”.
    Gracias Priscilla por hacernos reflexionar y darnos luces para realizar nuestro ejercicio interior para identificar lo que nos hace felices.

  2. Gracias por el artículo. Muy bueno y permite reflexionar. Las cosas materiales nos resuelven y dan comodidad, pero no hay como un despertar y sentirse animado por lo que nos toca dia, a dia, más si estamos frente a una taza de café y esperando el anochecer para descansar. 🙋🇵🇦

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Punto y Seguido

Berta Tuñón Centella

Monster High

Todo se dio en una juguetería y ambas niñas enloquecieron cuando su mamá les dijo que podían escoger las muñecas Monster High, tan anheladas por

Leer mas »

LAS MÁS VISTAS

Últimas entradas

Pelé se mantiene estable en hospital

Hay expectativa mundial luego que Pelé haya sido trasladado a cuidados paliativos tras dejar de responder a la quimioterapia. Kely Nascimento y Flavia Nascimento, hijas

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.