Priscilla

Delgado

Al Natural

Sonríe, sonríe

Cuando vemos a alguien reír nos abre una puerta para entrar.

Mi abuela nos dijo que desconfiáramos de las personas que no saben reír y para esta abuela sabia, hay una metáfora en la risa que es digna de ser analizada o al menos mencionada.

Cuando estamos en un grupo en donde hay varias personas, es posible que de manera inconsciente establezcamos conversación con la persona que está sonriendo, la risa es un motivo de cercanía.

Es contagioso ver reír a alguien y basta que una sola persona ría a carcajadas para que el resto la imite.

Igualmente sucede con el llanto que es otro ejercicio ocular que nos ha sido regalado, pero sabemos que también se llora por felicidad o por emociones que generamos por diversas situaciones, en donde no tenemos control. 

Cuando vemos a alguien reír nos abre una puerta para entrar. Cuando es lo contario, nos mantenemos a distancia de nuestro posible interlocutor.

En países como Rusia, China y Japón las personas no ríen porque consideran la risa como falta de respeto, es innecesario este ejercicio muscular.

En cambio, en otros como Dinamarca, Suecia y Noruega ríen mucho y en América Latina, los panameños y colombianos nos destacamos por ser personas que reímos.

En cuanto a nosotros los panameños es una marca indeleble que nos distingue y es sin duda una de las frases que elogian los extranjeros “aquí la sonrisa es gratis”. Fue una hermosa frase que se acuñó años atrás, pero desapareció.

VEA ESTO: Proponen aporte de $10 millones anuales para premios en el hipódromo

Así como somos de ruidosos, también sabemos reír sin asomo de malicia, con sinceridad, con fraternidad y es así como también se identifica al pueblo colombiano, que es uno de los países con más dureza social en el mundo, en cambio ríen siempre y esto hace la diferencia.

Los colombianos aprendieron a reírse de la vida, a gestionar sus emociones con lo básico, son felices aun en la precariedad y en el abandono en donde muchas veces están sumergidos desde hace más de cinco décadas, y por múltiples razones.

La risa genera un bienestar natural en nuestras vidas como:

Reduce el estrés: La risa libera endorfinas, que son hormonas que tienen un efecto calmante. Esto ayuda a reducir el cortisol, la hormona del estrés, que puede tener efectos negativos en la vida, es aquí donde debemos acuñar aquel dicho “al mal tiempo buena cara”.

Fortalece el sistema inmunológico: La risa aumenta la producción de células inmunitarias, como los linfocitos T y B, que ayudan a combatir las enfermedades degenerativas. La risa es una promesa de bienestar.

Mejora la función cardiovascular: La risa aumenta la frecuencia cardíaca y la circulación sanguínea, lo que puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades del corazón y otras patologías asociadas.

Mejora la calidad del sueño: La risa puede ayudar a relajar el cuerpo y la mente, lo que puede mejorar la calidad del sueño.

VEA ESTO: Hablemos de salud

Mejora el estado de ánimo: La risa libera endorfinas, que tienen un efecto antidepresivo y pueden ayudar a mejorar el estado de ánimo.

Reduce la ansiedad: La risa puede ayudar a reducir la ansiedad al disminuir la producción de cortisol y aumentar la producción de endorfinas.

Aumenta la creatividad: La risa puede ayudar a aumentar la creatividad al estimular el flujo sanguíneo al cerebro.

Mejora la memoria: La risa puede ayudar a mejorar la memoria al aumentar la producción de neurotransmisores que son importantes para la memoria.

Fortalece las relaciones sociales: La risa es una forma de comunicación que puede ayudar a fortalecer las relaciones sociales y crear un ambiente positivo.

Cuando hablamos de risa estamos tratando de poner en contexto algo que determina unos rasgos específicos en las personas.

Por ejemplo, un estudio en Alemania determinó que los mayores que ríen tienen mejor calidad de vida y mueren mucho más tarde que el resto que no aprendió que la risa es terapia y de alguna manera preserva la salud en general.

En resumen, la risa es una actividad saludable que puede tener un impacto positivo en la salud física y mental.

Se recomienda reír con frecuencia para obtener todos estos beneficios y deberíamos procurar reírnos de nosotros mismos, y nos muestra que al estar sonrientes hace que nuestros pares se sientan más cómodos en nuestra presencia, más cercanos y relajados. 

Cambiemos nuestro rostro por uno que tenga una sonrisa dibujada desde dentro y que todos lo noten.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Punto y Seguido

Jose Gonzalez

La guerra nos afecta a todos

La guerra de Rusia y Ucrania nos afecta a todos como seres humanos, pero principalmente en nuestros bolsillos. El conflicto ha llevado a varias compañías

Leer mas »

LAS MÁS VISTAS

Últimas entradas

Modelo a seguir

Esperamos que la Coalición Vamos por Panamá, sea el motor que impulse a los jóvenes a marcar la diferencia y alcanzar nuevas alturas. Tras mi

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.