Soy mujer de dos siglos

La seguridad que nos dan los años es algo que no tiene precio, es genuino, el brillo en la mirada, la sabiduría de las arrugas, la tranquilidad de necesitar menos cosas materiales y sí acumular sellos en el pasaporte. Nací en el siglo XX lo que me ha permitido conocer y vivir hechos importantes que […]