Ugandés de 68 años tuvo 12 esposas y es padre de 102 hijos con 578 nietos 

El ugandés, que se ha convertido en una especie de atracción turística en su pueblo, dijo que sus esposas ahora toman anticonceptivos para evitar que la familia se expanda más.

Musa es considerado un héroe nacional de Uganda y un ejemplar patriarca de familia

Musa Hasahya Kasera tiene tantos hijos que no puede recordar la mayoría de sus nombres.

El aldeano de Uganda está luchando para mantener a su vasta familia que, según él, incluye 12 esposas, 102 hijos y 578 nietos, y ahora siente que ya es suficiente.

«Al principio era una broma… pero ahora esto tiene sus problemas», dijo a la AFP el hombre de 68 años en su casa en la aldea de Bugisa, en el distrito de Butaleja, una zona rural remota del este de Uganda.

Esta es la situación del ugandés Musa Hasahya Kasera. Padre de 102, confiesa que ahora, a los 68, lamenta la elección de tener tantos hijos.

Musa vive en la zona rural de Butaleja (Uganda), en un terreno de 8.000 m², junto a la mayoría de sus 12 esposas, 102 hijos y 578 nietos. Actualmente desempleado, admite que cada vez es más difícil proporcionar condiciones básicas de vida a tantas personas.

Se casó con su primera esposa en 1972 en una ceremonia tradicional cuando ambos tenían unos 17 años y su primera hija, Sandra Nabwire, nació un año después.

VEA ESTO: Dan casa por cárcel a uno de los asaltantes de joyería en Metro Mall

“Debido a que nacimos solo dos de nosotros, mi hermano, parientes y amigos me aconsejaron que me casara con muchas esposas para tener muchos hijos y expandir nuestra herencia familiar”, dijo Hasahya.

Atraído por su condición de comerciante de ganado y carnicero, Hasahya dijo que los aldeanos ofrecían la mano de sus hijas en matrimonio, incluso algunas menores de 18 años.

El matrimonio infantil solo se prohibió en Uganda en 1995, mientras que la poligamia está permitida en el país de África Oriental, según ciertas tradiciones religiosas.

Los 102 hijos de Hasahya tienen entre 10 y 50 años, mientras que la esposa más joven tiene unos 35 años.

VEA ESTO: Vivir sin máscaras y fuera del closet

“El desafío es que solo puedo recordar el nombre de mi primer y último hijo, pero no puedo recordar el nombre de algunos de los niños”, dijo mientras hurgaba en montones de viejos cuadernos en busca de detalles sobre sus nacimientos.

“Son las madres las que me ayudan a identificarlos”.

Pero Hasahya ni siquiera puede recordar los nombres de algunas de sus esposas y tiene que consultar a uno de sus hijos, Shaban Magino, un maestro de escuela primaria de 30 años que ayuda a llevar los asuntos de la familia y es uno de los pocos que tiene recibió una educación.

Para resolver disputas en un entorno tan grande, Hasahya dice que tienen reuniones familiares mensuales.

Un funcionario local que supervisa Bugisa, un pueblo de unas 4.000 personas, dijo que a pesar de los desafíos, Hasahya ha “criado muy bien a sus hijos” y no ha habido casos de robo o peleas, por ejemplo.

Compartir:
VEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas entradas

Modelo a seguir

Esperamos que la Coalición Vamos por Panamá, sea el motor que impulse a los jóvenes a marcar la diferencia y alcanzar nuevas alturas. Tras mi

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.