Un año más sin festividad del Cristo Negro, procesiones siguen prohibidas

Debido al desplazamiento significativo que se da en esta celebración en Portobelo, las autoridades decidieron que se promocione la actividad de forma virtual.

En 2020, debido a la crisis, tras la pandemia de covid-19, se suspendió por primera vez la festividad del Cristo Negro de Portobelo. Foto: Radio Hogar

Aunque a partir de este lunes se eliminará totalmente el toque de queda en varias provincias de Panamá, algunas actividades como las procesiones siguen prohibidas.

Una de estas es la peregrinación anual del Cristo Negro de Portobelo en la provincia de Colón, donde sí seguirá vigente el toque de queda de 1:00 a.m. a 4:00 a.m.

Sin embargo, no es esta restricción el motivo de la suspensión por segundo año de la festividad más emblemática de Portobelo, sino las limitaciones para controlar el gran desplazamiento que ocurre cada 21 de octubre.

‘Si fuese por los casos en Portobelo, recomendaríamos la realización de las actividades, pero las mismas no son locales, ni siquiera regional, se da un desplazamiento significativo de peregrinos de todo el país y lo importante es mantener la bioseguridad de los pobladores’, explicó el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, durante una reunión realizada el jueves de la semana pasada.

Promedio de contagios de covid-19 por semana es de 300 en Panamá

El ministro Sucre recordó que es difícil mantener un control de todos los que asisten a las procesiones, sobre todo a una de esta magnitud.

Por tanto, en la reunión se acordó la realización de novenas y misas diarias, a disposición en las plataformas digitales.

Además de la promoción de la peregrinación al sitio antes del 21 de octubre, para respetar el aforo en la iglesia de hasta un 50%.

Entre los presentes en la reunión estuvieron la gobernadora de la provincia de Colón, Irasema de Dale; Monseñor Manuel Ochogovia, Obispo de Colón y Guna Yala; Carlos Chavarría, alcalde de Portobelo; Víctor Méndez, jefe de la tercera zona policial; Luis De Gracia de la segunda región de Panamá-Colón del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront); el sacerdote Ángel Pinilla de la iglesia de Portobelo y Eduardo Soto, asistente de la Arquidiócesis de Panamá.

Compartir:
VEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas entradas

Modelo a seguir

Esperamos que la Coalición Vamos por Panamá, sea el motor que impulse a los jóvenes a marcar la diferencia y alcanzar nuevas alturas. Tras mi

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.