Transformando desde adentro

Un vistazo a la realidad del capital humano

Si bien es cierto, la entrada de un ingreso representa para la vida de una persona un grado de estabilidad; dicho ingreso muchas veces es afectado por factores externos.

Una de las acciones para transformar a la fuerza laboral es tocar a sus familias con estrategias de inclusión. Foto Ilustrativa

Por Eliana Dionisio

En estos tiempos, la vida de una persona asalariada frecuentemente se liga a diversas suposiciones que muchas veces dan por sentado las posibilidades de la misma.

Para gran parte de la sociedad un trabajo e ingreso fijo es sinónimo de acceso a vivienda, salud, educación y finanzas estables, pero no es el caso de todos los colaboradores, por lo que es importante que las empresas tomen conciencia de las necesidades verdaderas de su personal, más allá de la retribución por un servicio.

Si bien es cierto, la entrada de un ingreso representa para la vida de una persona un grado de estabilidad; dicho ingreso muchas veces es afectado por factores externos, fuera del control inmediato del asalariado.

Ante esta situación, la empresa privada juega un rol crucial actuando como un ente formador y colaborativo, que puede ofrecer herramientas que le permitan al colaborador superar ciertas carencias que limitan su desarrollo personal y familiar.

VEA ESTO: Encuentran a venezolano muerto dentro de vertedero en Darién

Desde mi rol en Cervecería Nacional he tenido el privilegio de participar en el programa Transforma, que tiene como propósito ofrecer a nuestra gente y sus hogares oportunidades que ayuden a sustentar sus necesidades básicas y mejorar su calidad de vida.

A nivel regional AbInBev con este programa ha logrado impactar a más de 600 colaboradores que recibieron beneficio médico desde nuestras instalaciones, ha llegado a más de 80 de ellos y sus familias con programas de formación técnica y educativa y ha concientizado a más de 140 de personas sobre el manejo de sus finanzas, además de ello se está realizando la transformación de viviendas puntuales de colaboradores para contribuir con su calidad de vida.

Acciones como estas, son las que de manera progresiva benefician a nuestra fuerza laboral y que a largo plazo también puede verse reflejado tanto al interior de la empresa, así como una población que recibe mejores accesos a una vida digna.

Por ello el llamado es para que más compañías a nivel local, ejecuten planes de esta índole, donde más allá de ser una situación considerada fuera de la relación empleador-empleado, sea visto como una oportunidad de hacer cambios positivos desde adentro, potenciando el desarrollo y bienestar de nuestro capital humano.

VEA ESTO: Vivir sin saborear 

Como empresa, ser un ente formador, con ambiente de cooperación, creatividad y superación es la mejor herramienta para respaldar este compromiso.

Esta es una puerta abierta a fortalecernos como sociedad y es un beneficio que sobrepasa las barreras de un enfoque empresarial para transformar una situación de dificultad en una con mejores oportunidades de progreso.

Compartir:
VEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas entradas

Modelo a seguir

Esperamos que la Coalición Vamos por Panamá, sea el motor que impulse a los jóvenes a marcar la diferencia y alcanzar nuevas alturas. Tras mi

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.