Vacuna de Pfizer pierde efectividad más rápido que AstraZeneca ante la variante delta

Una investigación de la universidad de Oxford estudio entre diciembre de 2020 y agosto de 2021 muestras de unas 700.000 personas

La vacuna Pfizer / BioNtech es más efectiva para combatir infecciones vinculadas a la variante delta del coronavirus que la de Oxford / AstraZeneca, pero su efectividad está disminuyendo más rápidamente, reveló un estudio británico el jueves.

Investigadores de la Universidad de Oxford, que co-desarrollaron uno de los dos sueros, examinaron entre diciembre de 2020 y agosto de 2021 muestras tomadas de más de 700.000 participantes.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) sostienen que las vacunas contra COVID-19 brindan un alto grado de protección contra infecciones graves, hospitalizaciones y muerte, aunque están viendo «evidencia preocupante de una disminución de la eficacia de la vacuna con el tiempo y contra la variante Delta», según la directora Rochelle Walensky.

«Nos preocupa que la fuerte protección actual contra infecciones graves, hospitalización y muerte pueda disminuir en los próximos meses, especialmente entre aquellos que están en alto riesgo o que fueron vacunados antes», declaró la directora de los CDC durante una sesión informativa virtual este miércoles

La actualización sigue tras las recomendaciones de los funcionarios de salud federales de ofrecer una tercera inyección de «refuerzo» ocho meses después de la segunda dosis de las vacunas Pfizer y Moderna, que entrará en vigencia el 20 de septiembre.

“El propósito general de las vacunas es mantenernos fuera del hospital”, dijo el Cirujano General de Estados Unidos, Vivek Murthy.

Pero si la trayectoria actual de aumento de las infecciones continúa en medio de la transmisión generalizada de la variante Delta, que es más contagiosa, «probablemente veremos un aumento extraordinario en las hospitalizaciones y muertes», agregó. «Así es como llegamos a la marca de los ocho meses».

Una nueva investigación de los Estados Unidos, Israel y Reino Unido ha demostrado una disminución parcial en la eficacia de la vacuna contra infecciones leves a moderadas a graves, aunque no está claro si esa disminución ha seguido a la caída de los niveles de inmunidad, un aumento en las transmisiones en medio de restricciones reducidas y menos pautas estrictas de salud como el uso de cubrebocas, o el dominio de la variante Delta, o una combinación de los tres factores.

Las personas inmunizadas contra COVID-19 pierden niveles más altos de eficacia de la vacuna a medida que los anticuerpos disminuyen con el tiempo, y es posible que se requieran niveles más altos de protección de anticuerpos con una dosis de «refuerzo» para brindar una protección más fuerte contra Delta, según el asesor médico en jefe Anthony Fauci.

Compartir:
VEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Últimas entradas

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.