Xi Jinping quiere que China lidere el nuevo mundo en el 2049 

Xi Ping quiere comenzar su propia dinastía china y su fecha objetivo para la dominación mundial es 2049, marcando los 100 años del Partido Comunista.

El presidente Xi Jinping busca que China pueda liderar el Nuevo Mundo entre 2035 y 2049

El presidente de China, Xi Jinping, ha sentado las bases para gobernar el país durante al menos otra década y posiblemente de por vida. La pregunta ahora es qué hará el líder chino con todo ese poder.

Por un lado, Xi ha dejado claro hacia dónde quiere llevar a China. En la apertura del congreso del Partido Comunista la semana pasada, reiteró el objetivo de convertir a China en una potencia socialista moderna para 2035, previendo un aumento del PIB per cápita hasta el nivel de los países de ingresos medios y la modernización de las fuerzas armadas.

Entonces, para 2049, el centenario de la República Popular China, el presidente chino quiere que la nación «lidere el nuevo mundo en términos de fuerza nacional e influencia internacional».

La forma en que Xi tiene la intención de lograr este objetivo tiene a los inversores asustados. Las acciones chinas cayeron con fuerza a principios de esta semana después de que se anunciara la nueva composición del Politburó, el grupo selecto de políticos que comandan el Partido Comunista de China (PCCh).

VEA ESTO: Aprueban proceso abreviado para ratificación de magistrados

Al asegurarse un tercer mandato sin precedentes, Xi se ha rodeado de aliados, en particular de Li Qiang, el exjefe del PCCh de Shanghái que asumirá el cargo de primer ministro a pesar de no haber tenido nunca experiencia en el gobierno central.

Xi también señaló un cambio en las prioridades de un enfoque anterior en el desarrollo económico a una mayor atención a los problemas de seguridad, lo que ha dejado a los inversores ansiosos sobre cómo el líder chino, ahora con un poder casi ilimitado, liderará el país.

Quiere dejar un legado en la historia con este objetivo para 2049 – dijo Charles Parton, exdiplomático británico y miembro del Consejo de Geoestrategia y del Royal United Services Institute: – Si traduces este objetivo del lenguaje adoptado por el partido, es significa convertirse en el líder, derribar a los EE. UU. de su podio y ordenar el mundo para que se adapte mejor a los intereses y valores de China.

VEA ESTO: Antai investigará auxilios económicos de familiares y allegados de políticos

Pero la hoja de ruta de Xi está plagada de contradicciones: impulsar el crecimiento económico mientras se promulgan bloqueos en las ciudades bajo la política Covid Zero; asegurar la autosuficiencia tecnológica mientras su cerco regulatorio ha generado pérdidas por US$ 1,5 billones para las empresas del sector; abrirse más al mundo mientras se restringe la libertad de expresión y se limitan los flujos de inversión al país.

Y, quizás la mayor contradicción de todas, lograr esta gran visión y al mismo tiempo arriesgarse a entrar en una ruta de conflicto catastrófico con Taiwán para completar una “misión histórica” y “un requisito natural para lograr el rejuvenecimiento de la nación china”.

Compartir:
VEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas entradas

Suscríbase a nuestro boletín

Veracidad, Información y Precisión.